Carpaccio de bacalao con sopa fría de tomate

Ingredientes

• Bacalao desalado, grueso y sin espinas • Aceite • Ajo • Pimiento verde • Cebolla • Tomate maduro • Aceitunas negras de las de Aragón o muertas.

Marinamos el bacalao con aceite, cebolla y pimiento verde bien trinchado, lo dejamos unas horas en la nevera, una vez marinado, reservamos el jugo de la marinada en la nevera y envolvemos el bacalao con papel film, procurando que quede un cilindro bien apretado y lo dejamos finalmente en el congelador. Extraemos los huesos a las aceitunas y las chafamos haciendo una pasta untosa, que si conviene se le puede añadir aceite (se puede comprar la pasta ya hecha y envasada). Pelamos los tomates maduros que sean de buena calidad. Les sacamos las semillas y los trituramos bien finos con una turmix® añadiéndole un diente de ajo y los jugos de la marinada que habíamos metido en la nevera, rectificamos de sal (se puede poner un poco de azúcar si fuera muy ácido). Ha de quedar muy fino, si es necesario se pasa por el colador chino. Lo ponemos a enfriar. A la hora de servirlo sacamos el bacalao del congelador y con una maquina de cortar embutidos o bien con un buen cuchillo bien afilado hacemos láminas de bacalao finísimas, las vamos poniendo de forma que queden bonitas, en una bandeja y las aliñamos con las aceitunas negras chafadas. Lo acompañaremos con un bol en el que pondremos el tomate que habíamos triturado bien fresco.

Comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

© 2004–2019 Les Receptes de la Lola